DissAina

Me has contado tantos cuentos en la vida, que ya me resulta difícil creerte nada.

Travesuras de la niña mala - Mario Vargas Llosa.

Pregúntele por qué llora y no se quede con su primera respuesta, posiblemente ni con la tercera.

Es uno mismo quien debe encontrar una buena razón para quedarse, o abrir otra puerta…

La mirada de una niña triste.

La frase le quedó rondando en los oídos.

Travesuras de la niña mala - Mario Vargas Llosa.

Cuando los ojos abro y te veo a mi lado digo: amanecí junto a un milagro.

Los Aldeanos-A veces.

-No he perdido las esperanzas, japonesita. Aunque te parezca un redomado cretino, voy a insistir y a insistir hasta que te vengas a vivir conmigo. A París, y si no te gusta París, donde tú quieras. Como intérprete puedo trabajar en cualquier parte del mundo. Te juro que te haré feliz, japonesita. Ya han pasado muchos años para que te quepa la menor duda: te amo tanto que haré cualquier cosa para retenerte a mi lado cuando estemos juntos. ¿Te gustan los gángsters? Me haré asaltante, secuestrador, estafador, narco, lo que quieras.

Travesuras de la niña mala - Mario Vargas Llosa.

Sentía una inmensa ternura por ella. Estaba seguro de que la querría siempre, para mi dicha y también mi desdicha.

Travesuras de la niña ala - Mario Vargas Llosa.

En mi caja ya no eres una herramienta fundamental.

Existían sonrisas - Kaze.

Podrá recibir diez mil telegramas que seguirá igual si no hay uno del hombre que ella ama.
Los Aldeanos-A las 3 de la mañana.

Decidí no verte, ni hablarte, ni buscarte, ni acordarme de tu existencia nunca más.

Travesuras de la niña mala - Mario Vargas Llosa.